Riego oral: ¿Cómo encontrar el mejor modelo en 2020?

Hola, bienvenido a Tecnoreviews! Hoy vamos a hablar sobre el irrigador oral, el aliado de la higiene dental que combina tecnología, practicidad y eficiencia.

Ya sea que coma una sopa o vea una buena palomitas de maíz, cualquier alimento deja residuos en nuestra boca, atrapados entre los dientes o presionados entre las protuberancias de nuestras encías. Con un chorro de agua dirigido, el irrigador oral promete que la eliminación de estos sigue siendo un proceso más rápido y fácil.

En esta guía, hablaremos sobre todo lo que necesita saber sobre el producto, para que pueda elegir el modelo al momento de la compra: las mejores unidades, los criterios para diferenciarlos, además de información objetiva sobre cómo funciona y sus principales beneficios.

Primero, lo más importante

  • El irrigador oral no reemplaza el hilo dental o el cepillado. Su mejor desempeño es como complemento de estas actividades. Además, se recomienda consultar a un dentista antes de comenzar a usar el producto.
  • Hay modelos fijos o de mesa, con un depósito de mayor volumen, y modelos portátiles, con sus propios mini depósitos, sin la necesidad de una manguera y con una batería interna.
  • Su precio varía de R $ 25 a R $ 850, dependiendo de la capacidad de su depósito, los materiales y la tecnología utilizada.

También te puede gustar:

  • Pasta de dientes: cómo elegir lo mejor para su salud bucal en 2020
  • Blanqueador dental: ¿Cuál es el mejor modelo en 2020?
  • Hilo dental: aprenda a elegir el mejor tipo en 2020

Ranking: Los 3 mejores modelos de irrigador oral

Este es un producto no tan popular, por lo que es realmente difícil encontrar el mejor modelo. Para facilitar su búsqueda, ahora enumeramos los mejores modelos de irrigadores orales, según su costo-beneficio, material y tecnología.

1º – Irrigador Oral Multilaser

El valor del irrigador Multilaser no es exactamente bajo, pero está muy por debajo de otros modelos con el mismo nivel. Debido a esto, tiene el mejor costo beneficio.

Este modelo tiene siete opciones de boquillas, recomendadas para diferentes condiciones de salud bucal, además de la caja higiénica para su almacenamiento. También tiene diez niveles de presión y la función de «pausa».

2 ° – Waterpik Irrigador Oral Portátil

El modelo portátil Waterpik, la marca pionera del producto, está muy bien equipado, es compatible con su alto valor. Comenzando con los buenos 200 ml de depósito interno, que garantizan un uso completo sin la necesidad de repostar.

Luego, tiene una batería recargable, un bivolt y dos niveles de presión de chorro, todo en un diseño ergonómico, que maximiza la comodidad del producto.

3 ° – Irrigador de pulso de agua oral

El rociador Water Pulse está bien equipado para un modelo con un valor inferior al del mercado. Tiene cinco boquillas diferentes, que incluyen limpiador de lengua, depósito de 800 ml y cinco niveles de presión.

Guía de compra

Aunque muchas personas no conocen la importancia del irrigador oral y lo usan solo en el consultorio del dentista, este equipo es un gran aliado para la salud oral y un mejor cepillado.

Como la salud de nuestra boca es grave, hemos traído en esta Guía de compra toda la información que necesita saber sobre el producto, para aclarar cuál es el mejor tipo y el mejor modelo para usted y su cuidado.

Aunque beneficioso, el uso del irrigador oral debe consultarse con un dentista. (Fuente: jarmoluk / Pixabay)

¿Qué es el irrigador oral?

El irrigador oral es un dispositivo creado para ayudar a la higiene diaria de la boca, es decir, todo el proceso de cepillado y enjuague de dientes, encías y lengua que debemos hacer todos los días.

Funciona disparando un chorro de agua pulsante, dirigido por una boquilla. A través de este chorro, el dispositivo emite pulsos ultrasónicos, comúnmente a una frecuencia de 1,200 a 1,600 por minuto.

Estos pulsos hacen vibrar las placas, los gérmenes y los restos de comida (los tres objetivos principales de la higiene bucal) y, por lo tanto, atacan la adherencia de estos cuerpos a los dientes y las encías. La presión del chorro y el agua misma hacen el resto del trabajo, transportando las sobras hasta que son expulsadas de la boca.

El siguiente video, en inglés con subtítulos en portugués, muestra un poco más sobre el funcionamiento de un modelo de irrigador oral:

El rociador fue inventado en los EE. UU. En 1962 por la compañía hoy conocida como Waterpik. En la fiebre de las innovaciones tecnológicas de los años 50 y 60, el producto fue concebido como un sustituto electrónico del palillo de dientes y el hilo dental.

Actúa en la región entre los dientes y debajo de la línea de las encías, al igual que sus dos «competidores». Hoy, sin embargo, se entiende como un complemento del hilo dental y el cepillado.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del irrigador oral?

El hecho de que el producto se entienda como un complemento dice mucho sobre la naturaleza de sus ventajas y desventajas. Esto se debe a que ofrece comodidad y eficiencia en la limpieza de platos, gérmenes y residuos y, en cierta medida, practicidad. Sin embargo, no ofrece una limpieza completa, incluso sin su área de especialización.

Dentro del alcance de las ventajas, comencemos con la comodidad. Con la presión adecuada, el irrigador es tan amigable con las encías con un enjuague bucal, solo que un poco más fuerte. Por lo tanto, es muy difícil hacer pequeñas heridas, que pueden ocurrir en el uso incorrecto del hilo dental, por ejemplo.

La limpieza del irrigador oral es más eficiente como complemento del cepillado. (Fuente: George Becker / Pexels)

Esta comodidad nos lleva a otra ventaja, que es la «cobertura» que da sentido a las personas con dientes y / o encías delicadas y sensibles, como resultado de la gingivitis, implantes, coronas e incluso diabetes.

Un estudio publicado en el prestigioso American Journal of Orthodontics y otro en el Journal of Dental Hygiene atestiguan la efectividad del producto en estos casos, así como para los usuarios de aparatos de ortodoncia.

Si pensamos en el procedimiento del hilo dental, diente por diente, grieta por grieta, el irrigador tiene un uso mucho más práctico. Solo apunte, presione y limpie.

Este problema, sin embargo, también puede ser una desventaja. Dentro de la boca, la operación es bastante fácil, pero hasta que llegue allí, no tanto. Para el jet, el producto obviamente necesita una fuente de agua, y ahí es donde radica el problema.

Ya sea en modelos con su propio tanque o aquellos que usan agua del grifo, el proceso para hacer posible su uso no es tan práctico como el uso en sí.

Entonces, el dispositivo no es 100% eficiente en la limpieza de residuos, especialmente los más pequeños entre los dientes, en la línea de las encías, además de las placas aparentes. Es por eso que su uso no excluye el cepillado y el uso del hilo dental.

Ventajas

  • Cómodo y amigable para la boca
  • Eficiente para bocas delicadas y sensibles.
  • Limpieza rápida

Desventajas

  • «Justo» un complemento a la higiene
  • Ineficiente contra tableros expuestos y desperdicios menores
  • Proceso para uso poco práctico

¿Riego oral con depósito propio o externo?

El depósito del irrigador es un punto crucial de su funcionalidad. Por lo tanto, es un aspecto que genera variaciones en el producto.

Hay aquellos con su propio depósito, con tanques similares a los que tienen filtros, para servir agua potable. Los que se usan para los irrigadores, sin embargo, son mucho más pequeños. La mayoría tiene un volumen de 600 o 650 ml.

Este tipo, el más común, tiene la ventaja de ser «independiente» y puede usarse donde su propietario lo desee, además de garantizar un buen número de usos sin la necesidad de repostar.

Por otro lado, no hay escapatoria de este reabastecimiento de combustible, además de ser algo espacioso, al menos en comparación con aquellos sin un depósito, que están conectados a los grifos.

Estos no necesitan repostar y pueden ofrecer chorros siempre y cuando el suministro de agua de su hogar. En contraste, su uso es menos práctico, ya que necesita ser acoplado y desacoplado de un grifo con cada uso.

Embalse Fuente externa
Eficiencia Medio: chorros limitados por volumen Alto: chorros ininterrumpidos
Practicidad Promedio: pocas recargasMedio: acoplar y desacoplar el grifo con cada uso

¿Riego oral con o sin manguera?

Otro aspecto del irrigador oral es la manguera. Indispensable en la mayoría de los modelos es también el que limita su practicidad.

Los modelos que dependen de él son más eficientes y duraderos, al menos los de calidad. Sin embargo, la manguera puede ser un inconveniente, ya sea por su tamaño, su mantenimiento, es decir, su uso correcto para que extienda su vida útil, que generalmente no es la mejor.

Las unidades sin manguera no tienen estos problemas. Con su propio mini tanque, los modelos también son portátiles.

Su punto negativo es el uso muy limitado al llenar el tanque, dada la pequeña capacidad de su pequeño tamaño. También existe la carga de la batería, que debe cambiarse o recargarse periódicamente, como cualquier producto con una fuente portátil.

El irrigador oral con manguera es más eficiente, pero menos práctico. (Fuente: Konstantin Gushcha / 123RF)

¿Cuanto cuesta?

Aunque los precios inferiores a cien reales son una excepción, es posible encontrar irrigadores orales desde R $ 25 y hasta R $ 850, una variación muy grande.

Las principales razones son el tamaño del depósito, el valor proporcional es la tecnología utilizada, como la presión personalizable, proporcional a su refinamiento y la variedad de boquillas.

¿Donde comprar?

En la mayoría de las grandes cadenas de farmacias, como Drogaria São Paulo u Onofre, puede encontrar irrigadores orales de calidad.

Sin embargo, si también está buscando una mayor variedad de precios y modelos, además de disfrutar de las compras en la comodidad de su hogar, las tiendas en línea como Amazon.com.br, Mercado Livre y Americanas, además de las versiones web de las farmacias, pueden servirle. perfectamente su demanda

El irrigador oral actúa principalmente entre los dientes y debajo de la línea de las encías. (Fuente: ShaeShae / Pixabay)

Criterios de compra: Factores para comparar los diferentes modelos de irrigador oral.

Ahora presentaremos algunos criterios de selección, que son aspectos del producto a los que debemos prestar atención tanto al elegir el modelo como al completar la compra.

  • Presión de agua
  • Pico
  • Tamaño del depósito
  • Compatibilidad: manguera y batería.

Ahora, detallaremos cada uno de estos aspectos, para que llegue preparado para elegir el modelo ideal para usted.

Presión de agua

Para que el aspersor funcione como un chorro cómodo y eficiente y, especialmente, adecuado para su gusto y necesidad, debe tener en cuenta la presión del agua.

Lo más adecuado es tener un modelo con presión ajustable, o al menos que tenga diferentes niveles de intensidad disponibles para elegir.

Si ninguno de los dos es el caso, evite los modelos con más de 50 PSI y siempre recuerde hablar con un dentista, ortodoncista u otro especialista antes de comenzar a usar el producto.

Pico

Otro aspecto muy importante del irrigador es su pico. En primer lugar, busque modelos cuyo pico tenga el mejor rango posible, con la posibilidad de girar y ángulos más amplios, además de un material cómodo para su boca.

Luego, cuanto mayor sea el número de boquillas, mejor. Por lo tanto, su modelo es más higiénico, ya que puede cambiar la boquilla tan pronto como sea necesario; más duradero, al tener siempre sus componentes lo más eficientes posible; o incluso compartido, para una familia, para colmo.

En el último caso, es mejor que las boquillas estén coloreadas, para que nadie se confunda.

Tamaño del depósito

Es necesario prestar atención al depósito de agua, si lo hay. Su capacidad puede variar de 200 ml a 1 litro, en la mayoría de los modelos.

Este aspecto es quién dictará su uso, entre individual o compartido; el lugar donde se posicionará, debido a su tamaño; su eficiencia, por la duración del chorro; y su practicidad, debido a los intervalos entre repostajes, proporcional al volumen del depósito.

Compatibilidad: manguera y batería.

Finalmente, se recomienda prestar atención a la compatibilidad de los modelos elegidos con su uso o el lugar donde se utilizarán.

En el caso de los «fijos», esta atención recae principalmente en el tamaño de la manguera y el cable de salida, y se dan cuenta de la distancia entre donde estarán y el fregadero donde se utilizarán.

Para las computadoras portátiles, lo que debe tenerse en cuenta es la potencia de la batería, es decir, si su carga puede manejar lo suficiente para su uso previsto y se ajusta al tiempo que tiene disponible para cargarla o incluso para cambiarla.

(Fuente de imagen destacada: Daniel Frank de Pexels / Canva)

Deja un comentario